bailarinas-post
Zapatos

Bailarinas, el calzado favorito de Audrey Hepburn

Icono del cine, la moda y la elegancia, su estilo marcaba tendencia: gafas, sombrero, flequillo corto, vestidos negros y bailarinas. ¡No faltaban en ninguno de sus looks!

“Bailarinas” proviene de su similitud con las zapatillas de bailar ballet.  similitud que tienen con las zapatillas de las bailarinas de ballet. Son cómodas, prácticas y bonitas, con gran variedad de modelos, tejidos, estilos y formas.

audrey-hepburn-bailarinas

¿Clásicas o atrevidas?

Perfectamente pueden cumplir con ambos objetivos: un zapato con historia, un clásico en el armario de Audrey y un must en el tuyo.

Son planas, con poca suela y la puntera redondeada. Guardan similitud con nuestras queridas Mary Jane pero sin hebilla ni correa por norma general.

Las bailarinas son la alternativa perfecta para el día a día, su suela blanda y flexible mantiene el pie fresco y tus pasos ligeros para que sientas que flotas al caminar.

En Strover, todas nuestras bailarinas están hechas en España y con materiales de calidad, con las siguientes características:

– Cómodas hormas

– Diferentes texturas de piel.

– Detalles únicos: lazos, flecos, adornos y troquelados.

– Diseños exclusivos y originales Strover

¡Estas son nuestras favoritas!

La bailarina de pielBailarinas-piel

 

Casual con detalle

Bailarinas-casual

 

¡Brilla con nuestra bailarina de piel charol!

Bailarinas-piel-charol

 

Bailarina piel ante

Bailarinas-piel-ante
En Strover tenemos a tu disposición cientos de bailarinas que se adaptan a todo tipo de looks y ocasiones. Informales, en piel ante, con estampados coloridos y llamativos o más formales, con detalles de lazos o flecos y en piel charol, colores metalizados o piel. Hay, como mínimo, un modelo para cada una de nosotras (¡seguro que muchos!).

Si aún no sois asiduas a este calzado es porque no los habéis probado, una vez que lo hagas, ¡nuestras bailarinas se convertirán en tus mejores aliadas! Comodidad, estilo y elegancia: una vez más, Audrey Hepburn tenía razón.

Escribir un comentario